sábado, 10 de mayo de 2014

MI CUENTO PANARRA (II PARTE)


Ya he vuelto. No sé hasta cuando ni por cuánto tiempo (eso es otra historia), pero no quería dejar pasar más tiempo para contaros cómo sigue mi aventura con el pan, que siempre fue mi asignatura pendiente. Así que me he envuelto en ganas y me he lanzado a abrir de nuevo la edición de entradas y allá voy!


Desde que  tuve mi primera experiencia panarra en el curso que hice con Ibán Yarza (os lo conté en este post), no he vuelto a hacer pan. De hecho hace unos pocos días que vacié la nevera de botes de masa madre que habían quedado con un aspecto horrible de puro aburrimiento. Bueno, guardé un poquito porque aún me queda una pizca de fe.
 
Pero mira por dónde me enteré de unos cursos que Tandem Gastronómico iban a hacer en Valencia con un maestro artesano, Jesús Machi, en el Horno San Bartolomé, y allí me lancé sin pensarlo. De nuevo, le daba otra oportunidad las masas. Porque mira que me gusta el pan, pero sobre todo el #pandeverdad.

Entrada la tarde pasamos a su horno. Un obrador a la antigua usanza, con un olor a pan impregnado en las paredes y un calorcito que me recordaba a mi época de niñez correteando por el horno de Alajarín y jugando con masas y harinas. Me encantó.

Al principio tuvimos un rato de agradable charla entre todos, para comentar cómo se echa de menos tener buen pan de forma accesible, ya que se ha extendido mucho la venta de pan precocinado, que aunque puede tener buen sabor o sea fácil encontrar ya cierta variedad, nunca se va a asemejar ni un poco al pan recién amasado y hecho de la forma tradicional cuidando tanto su sabor como los ingredientes utilizados para llevar a la mesa una increíble y hermosa pieza que nos garantice que estamos comiendo sano y bueno.

Estar al lado de Jesús es un lujazo. No solo tiene alma de panadero, sino que tiene todo el porte. Se le huele la paciencia y la dedicación. Esa emoción que contagia cuando habla de sus panes y su mimada masa madre, que viene alimentando día a día desde hace 14 años. Es, sin duda, todo un maestro artesano de esos que parecen estar en peligro de extinción, todo un personaje pero humilde y cercano que abre sus puertas a quien quiera saber de pan.
 
Yo no sé si Jesús sabrá lo que ha hecho, pero me ha dado el empuje que me faltaba para lanzarme de nuevo a esta aventura bloguera. Ha conseguido que volviera a tener ganas de meter las manos en la masa, y nunca mejor dicho. Y que recuperara la ilusión por hacer y elaborar cosas nuevas. Me gusta lo que  he visto en él; una persona que no se rinde, que no se queda anclado en el "sota caballo y rey" del pan, sino que le da vueltas a lo de siempre buscando lo nuevo;  haciendo, como hace el más puro artesano, una obra de arte en cada pieza que amasa y forma mimando sus panes, baguettes y elaboraciones de repostería fina.
 
 


Su cercanía me ha llegado. Le advertí antes de llegar que se iba a encontrar con una torpe a la hora de elaborar pan. Le conté mi cuento panarra y enseguida supo lo que me faltaba: "Paciencia" me dijo. Ya estamos otra vez... esa no se vende!. Pero me ha enseñado cómo cultivarla, sólo con verle a él y a sus panes se sabe que merece la pena esperar. Me gusta cómo deja que el tiempo pase, tranquilo, entretenido, en animada charla. No se cansa de hablar de pan, de harinas, de su masa madre. Se entusiasma al contar cosas del calor de su horno, de sus proyectos de sus investigaciones y sus pruebas. Está claro que con sus panes él vende salud ante todo, sin escatimar nada en sus materias primas.


Y ahora me toca a mí. De la mano de Jesús he amasado, boleado y formado pan. El me ha adviertido que el pan es cuestión de práctica. Así que voy a ponerme manos a la obra. He desempolvado mi delantar y sacado de nuevo los trastos. Estoy ya intentando resucitar mi masa madre, pero mientras tanto ando haciendo pinitos con otras masas. Una focaccia ha sido lo primero que amasé ayer mismo, y me dió tanto gusto verla crecer que me emocionó. Ea, soy así de tonta.


Pues eso quería contaros. Y deciros que poco a poco iré poniendo recetillas y si puedo, con mi propio pan. Que los que queréis #pandeverdad no os rindáis y buscarlo en un horno tradicional o animaros a hacerlo, que el pan se consigue con un poco de empeño, algo de paciencia, tu mimada masa madre, buena harina, agua y sal. Y así sale (antes o después) bien bueno. Y que tal y como dice el propio Jesús "El pan no es una moda, sino una realidad". 

Gracias Jesús y gracias a Tandem Gastronómico (Germán Carrizo, Carito Lourenço y Raúl Jimenez) por darme esta oportunidad y por esa gran labor que hacéis por difundir,  en estos tiempos en que se ve más que nunca cómo se cocina, ese gusto por acercarse al fogón a cocinar de verdad y con pasión persiguiendo siempre lo nartural y lo sano.

Y otras gracias especiales a Ximo, que me ha ayudado y dejado muchas de sus fotos para este post y a Dule que me dió a conocer a Tándem.

Nos vemos en la próxima!

Mamen

19 comentarios:

  1. Una experiencia muy xula, me alegro de verte de nuevo por aquí ;)
    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan!
      Espero que tù lo disfrutes ;)

      Eliminar
  2. Pues ya sabes. Los que te queremos, que somos unos cuantos, necesitamos verte de nuevo como lo que eres, una mujer emprendedora que puedes con todo lo que te propongas. Sabes que siempre estaré para todo lo que pueda ayudarte. Un beso muy grande Flowy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchìsimas gracias Ximo. Ese apoyo es mucho.
      Intentarè no defraudar y seguir adelante!
      Besos.

      Eliminar
  3. Me ha encantado, tu manera tan tierna de narrar la experiencia, tu vuelta al Blog y ver lo guapa que estás. ( imagino que eres tu la que está con las manos en la masa ).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que soy yo!!
      Gracias Nachete por ese apoyo incondicional!
      Muchos besos.

      Eliminar
  4. Un placer verte de nuevo por aqui amiga Mamen , Ya no se ven panes como los de antaño .
    Espero verte muy pronto por aquí .
    Besiños amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquì estaremos Diego, haciendo lo que se pueda!
      Saludos, amigo!

      Eliminar
  5. Conozco el horno. Y creeme, que me pateo valencia buscando pan "de verdad" que sepa a pan.
    Un dia de estos, hare un experimento, boticario, como soy, y gracias a ti, me animas a llevarlo a cabo

    Por otro lado, y lo mas importante, me alegro que vuelvas a ilustrarnos.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salva, conociendo a Jesùs se prestará a cualquier cosa. Tù que lo tienes cerca disfrùto cuanto puedas que es un lujo al alcance de todos!
      Gracias Salva. Besos

      Eliminar
  6. Buenos días!! Así te queremos ver, con las manos en la masa. Y que sea la primera de muchas nuevas entradas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Muchas gracias Oscar. Voy a intentar que asì sea!
      Besos!

      Eliminar
  7. Hola ,pues yo en ésto del pan ,estoy en primero de primaria ,no he ido a ningún curso ,pero sí que me compré el libro de Ibán Yarza ...pero no lo he estrenado ja ja.
    Estoy segura que tu focaccia estaba riquísima y os supo a poco.
    Un beso y buen finde.
    Lourdes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba muy buena; a los crios les encanta!
      Te animo con el pan. Lonte a ello que da muchas satisfacciones!
      Un besazo

      Eliminar
  8. CON LAS MANOS EN LA MASA DE NUEVO!!?
    MARAVILLOSA NOTICIA...!

    (Un churrero amateur)

    ResponderEliminar
  9. Hola, blondie....mola el pan...está muy bueno...pero pillas siempre el que te viene mejor. Supongo que hacer pan es como tachar letras o líneas o párrafos enteros....paciencia y más paciencia...Tu ya sabes, despacito y con buena letra. Suerte

    ResponderEliminar
  10. Sin el pan la Humanidad no sería lo que es nin hubiera evolucionado como tal. El pan es más que un alimento, una receta, una fórmula. ... el pan es un estilo de vida, un pilar fundamental en la civilización y la sociedad. Si nos cargamos el pan artesano, nos alimentaremos pero nuestras sociedades serán pan pobres.

    ResponderEliminar
  11. Muy buen post para tu "retonno" al blogg flowyyy.
    La focaccia muy buena.. pero queremos PAN!!! :))
    Ánimos y sigue dándole al blogg.

    @sergixan

    ResponderEliminar
  12. Hola Guapa, me ha gustado mucho. La única experiencia que he tenido con el pan, fue la de comprar en una panadería de mi pueblo la masa, yo le daba forma para hacer pizzas. La verdad es que las fotos tienen muy buena pinta. Me alegro mucho de volver a verte, mucha suerte.

    ResponderEliminar