jueves, 25 de junio de 2015

BOMBONES DE BAILEYS

Hay veces que hojeando libros descubres recetas como ésta, que te sorprenden por su sencillez y al prepararlas, te conquistan por su resultado.
En concreto esta receta la saqué de este libro que os enseño. Creo que lo compré en un supermercado. No valdría más de tres o cuatro euros, pero me parece que ya está más que amortizado. Con poco, claro. 
Los que me conocéis, sabéis de sobra que el dulce me dice poco, y por ello no me dedico mucho a ello, pero últimamente me aprovecho de Flow Cooking y estoy exprimiendo recetas para completar menús y sorprender en catering y sin duda, unos bombones me parecían imprescindibles. Y con mi poca paciencia, éstos eran los ideales. 
Por supuesto, al final les das alguna vuelta y terminas haciendo versiones distintas... De hecho, esta receta la preparé en el programa Miel sobre Hojuelas de CMTV y aprovechando que su actual presentadora, Rocío Arroyo es una experta en chocolate, me dejé aconsejar y creamos unas variaciones que resultaron vistosas y mucho más ricas que los originales.
Pero de momento, os dejo aquí a mano la receta original: 

INGREDIENTES: 

600 g de chocolate negro (yo pongo 400 del 70% y otros 200 de otro más suave o con leche)
250 g de galletas 
125 ml de nata líquida (35% m.g.)
12 cl de Baileys
------
Para los de chocolate blanco: 
600 g de chocolate blanco
125 g de galletas
125 g de coco tostado
otro poco coco rallado para cubrirlos
12 cl de Baileys

ELABORACIÓN: 

Yo hago las galletas de mantequilla para esta receta (200 g de mantequilla, 375 de harina, 150 de azúcar y 1 huevo) y una vez que las tengo doraditas, las trituro. Si no tengo máquina para ello, las meto en una bolsa de las de congelación y con el rodillo las machaco hasta que queden completamente picadas. Casi hechas harina. Imagino que con cualquier galleta que tengamos en casa se pueden hacer igual.  
Una vez hechas, enfriadas y picadas las galletas, rallamos todo el chocolate y lo mezclamos todo junto con la nata y el Baileys. Removemos bien en un bol grande y luego vamos modelando bolas. Por último, y esto ya es cosa mía, los pasamos por cacao en polvo. Salen unas 30 bolas de tamaño bocado (más o menos como los famosos Ferrero Roché)
Para hacer los blancos, tostaremos un poco el coco rallado y sustituimos la mitad de las galletas que usábamos en los bombones negros, por el coco tostado. El resto es igual:  picar galletas y mezclar con chocolate rallado y el coco. Una vez conseguida una masa homogénea, vamos sacando bolas y luego pasando por coco rallado blanco. 
Ambos se deben dejar enfriar en la nevera durante al menos dos horas. 
También se pueden variar cambiando el licor por más nata (si no te gusta añadirles alcohol) o poniendo otro que te guste más. Y puedes jugar con ir cambiando los rebozados por pistachos, quicos o almendras bien picados y presentarlos pinchados en una brocheta y clavados en un bote con sal, imitando los famosos cake pops. 
A mí me gusta presentarlos en una cajita, puesto que los suelo hacer para regalar como un dulce detalle. 
Espero que os guste la receta y el vídeo, cuando os lo pueda enseñar. De verdad, hacedlos porque salen super buenos. 
Un saludo 
Mamen



1 comentario:

  1. Esto tiene que ser una bomba de rico apetece un momtón,, xD

    ResponderEliminar